Hernia inguinal y umbilical

¿Qué es una hernia?

Una hernia se produce cuando una sección del intestino sobresale a través de una zona débil de los músculos abdominales. Se observa una protuberancia blanda por debajo de la piel donde se produjo la hernia.

En los niños, las hernias generalmente se producen en uno de dos lugares:

  • Alrededor del ombligo

  • En la zona de la ingle

Una hernia que se produce en la zona del ombligo se denomina hernia umbilical.
Una hernia que se produce en la zona de la ingle se denomina hernia inguinal.

¿Cuáles son las causas de las hernias?

Una hernia se puede desarrollar durante los primeros meses de vida de un bebé a causa de una debilidad de los músculos del abdomen. Las hernias inguinales y umbilicales se producen por motivos levemente diferentes.

¿Qué es una hernia inguinal?

A medida que un feto de sexo masculino crece y madura durante el embarazo, los testículos se desarrollan en el abdomen y después descienden hacia el escroto a través de una zona denominada canal inguinal. Poco tiempo después de que el bebé nace, el canal inguinal se cierra y evita que los testículos regresen hacia el abdomen. Si esta zona no se cerrara completamente, una sección del intestino podría moverse hacia el canal inguinal a través del área debilitada de la pared abdominal inferior, lo cual produciría una hernia.

Si bien las mujeres no tienen testículos, sí poseen un canal inguinal, por lo cual también pueden desarrollar hernias en esta zona. Las hernias inguinales en las mujeres no se producen con la misma frecuencia que en los hombres.

Ilustración de una hernia inguinal
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Qué es una hernia umbilical?

Mientras el feto crece y se desarrolla durante el embarazo, existe una pequeña abertura en los músculos abdominales por donde pasa el cordón umbilical para conectar a la madre con el bebé. Después del nacimiento, la abertura de los músculos abdominales se cierra a medida que el bebé madura. En ocasiones, estos músculos no se cierran por completo y queda una pequeña abertura. Una porción del intestino puede desplazarse por la abertura entre los músculos abdominales y causar una hernia.

Ilustración de una hernia umbilical
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Quién está en riesgo de desarrollar una hernia?

Las hernias se producen con mayor frecuencia en los niños con uno o más de los siguientes factores de riesgo:

  • Prematuridad

  • Un padre o hermano que tuvo una hernia de niño

  • Fibrosis quística

  • Displasia del desarrollo de la cadera

  • Testículos que no descendieron

  • Anomalías del sistema urogenital

Las hernias inguinales se producen en los siguientes casos:

  • Niños con antecedentes familiares de hernias inguinales

  • Con mayor frecuencia en bebés y niños con otras anomalías urogenitales

  • Con mayor frecuencia en el área derecha de la ingle, pero puede ocurrir en ambos lados

Las hernias umbilicales se producen:

  • Con más frecuencia en niños afroamericanos

  • Con más frecuencia en bebés prematuros

¿Por qué es un problema una hernia?

Ocasionalmente, la porción del intestino que sobresale a través de una hernia puede atascarse y en ese caso ya no puede reducirse. Esto significa que el tramo intestinal no puede presionarse cuidadosamente para regresarlo a la cavidad abdominal. Cuando esto sucede, se puede perder el suministro de sangre hacia esa sección del intestino. El intestino necesita un buen suministro sanguíneo para mantenerse sano y funcionar correctamente.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia?

Las hernias generalmente se producen en recién nacidos, pero es posible que pasen desapercibidas durante varias semanas o meses después del nacimiento.

El esfuerzo y el llanto no causan hernias; sin embargo, la mayor presión sobre el abdomen puede hacer que una hernia sea más evidente.

  • Las hernias inguinales aparecen como una protuberancia o inflamación en la ingle o en el escroto. La inflamación puede ser más evidente cuando el bebé llora y puede reducirse o desaparecer cuando se tranquiliza. Si el médico presiona suavemente esta protuberancia cuando el niño está tranquilo y recostado, generalmente se hará más pequeña o se hundirá en el abdomen.

  • Las hernias umbilicales aparecen como una protuberancia o inflamación en la zona del ombligo. La inflamación puede ser más evidente cuando el bebé llora y puede reducirse o desaparecer cuando se tranquiliza. Si el médico presiona suavemente esta protuberancia cuando el niño está tranquilo y recostado, generalmente se hará más pequeña o se hundirá en el abdomen.

Si la hernia no puede reducirse, la porción del intestino puede quedar atrapada en la zona debilitada del músculo abdominal. Los síntomas que pueden observarse cuando esto sucede incluyen los siguientes:

  • Abdomen grande y redondo

  • Dolor y sensibilidad abdominal

  • Vómitos

  • Irritabilidad

  • Enrojecimiento o decoloración en la zona que rodea a la hernia

  • Fiebre

Los síntomas de una hernia pueden ser similares a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre debe consultar al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las hernias?

Las hernias se pueden diagnosticar a través de un examen físico a cargo del médico de su hijo. El médico examinará a su hijo para determinar si la hernia puede reducirse (puede volver a introducirse en a cavidad abdominal) o no. Es posible que el médico de su hijo solicite radiografías o ecografías abdominales para examinar el intestino más de cerca, especialmente si la hernia ya no es reducible.

¿Cuál es el tratamiento para las hernias?

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico según lo siguiente:

  • La edad, salud general e historia clínica de su hijo

  • El tipo de hernia

  • Si la hernia puede reducirse (introducirse en la cavidad abdominal) o no

  • La tolerancia de su hijo a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Su opinión o preferencia

Hernia inguinal. Para tratar una hernia inguinal se necesita una operación. En general, se solucionará de forma quirúrgica tan pronto como se descubra, debido a que el intestino puede quedar atorado en el canal inguinal. Cuando esto sucede, es posible que se interrumpa la irrigación sanguínea hacia el intestino, con lo cual este puede dañarse.

Durante una operación de hernia, su hijo estará bajo anestesia. Se realizará una pequeña incisión en la zona de la hernia. La porción de intestino se colocará nuevamente en la cavidad abdominal. Luego los músculos se suturarán para unirlos nuevamente. En ocasiones, se utiliza una malla para ayudar a fortalecer la zona en la que se repararon los músculos.

Los niños que se sometieron a la reparación quirúrgica de una hernia inguinal a menudo pueden volver a casa el mismo día de la cirugía.

Hernia umbilical. A la edad de un año, las hernias umbilicales se habrán cerrado por sí solas sin necesidad de cirugía. Prácticamente todas las hernias umbilicales se habrán cerrado sin cirugía antes de los 5 años.

El colocar una moneda o cinta sobre la hernia no la solucionará.

Existen muchas opiniones con respecto a cuándo es necesario recurrir a la reparación quirúrgica de una hernia umbilical. En general, si la hernia crece con la edad, no puede reducirse o si sigue presente después de los 3 años, el médico de su hijo puede sugerir una reparación quirúrgica. Siempre consulte al médico de su hijo para determinar cuál es la mejor opción para su hijo.

Durante una operación de hernia, su hijo estará bajo anestesia. Se realizará una pequeña incisión en el ombligo. La porción de intestino se colocará nuevamente en la cavidad abdominal. Luego los músculos se suturarán para unirlos nuevamente. En ocasiones, se utiliza un trozo de malla para ayudar a fortalecer la zona en la que se repararon los músculos.

Los niños que se sometieron a la reparación quirúrgica de una hernia umbilical a menudo pueden volver a casa el mismo día de la cirugía.

Related Information

Diseases and Conditions

Hernia Inguinal
View All ( 1 )

Pediatric Diseases and Conditions

Hernia Inguinal
View All ( 4 )